Empiezan el Año Nuevo en Chicago nadando en el lago congelado

Lunes 1 de enero de 2018

Como cada 1 de enero, valientes bañistas acuden a la playa North del lago Michigan en Chicago para zambullirse en las heladas aguas y empezar el año nuevo con mucha energía.

A diferencia del año pasado que el clima fue benévolo con 34ºF, este 2018 empezó con 3ºF/-16ºC lo que quizás influyó para que se vieran menos bañistas a las 12 del día.

La tradición de meterse al agua en esta playa es una cita informal para personas que acuden con sus propios recursos, excavan en el hielo y se meten al agua sin ninguna supervisión.

Y este año no fue la excepción para los atletas Lorenzo y Francisco Ochoa que cumplieron con el helado reto desde hace 15 años.

Sin embargo su mamá, la señora Blanca Guerra que tuvo una cirugía de nariz y el primo Esteban Corona Guerra por una lesión en la espalda no se metieron al agua como ha sido su costumbre.