Exageraron palabras de Ramírez, hay que dar carpetazo: Trejo

El director deportivo de Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Mario Trejo, aseguró que no hay asunto que perseguir en el caso del atacante Daniel Ramírez, ya que todo fue un malentendido que se sobredimensionó y al que se le debe dar carpetazo. 

“Si vieron la entrevista en ningún momento reclama ni acusa, lo comenta como una anécdota. De ahí se va a probar en Chivas, le dicen que no y viene a caer en donde debía caer, que es aquí. No hubo nunca un dolo, una reclamación o una mala intención”, comentó.

“Eso ya está aclarado con la gente de Pachuca, lo platicamos personalmente con Andrés Fassi, director deportivo, y hemos acordado que ya no queremos más escándalo, ya no queremos ensuciar esta situación. Por eso le pedimos a Daniel que aclarara las cosas”, expuso.

Trejo explicó que “platicamos con Pachuca, que no tiene nada que ver, y fue una visoria de Indios (de Ciudad Juárez). Efectivamente parece que el visor era Ángel González, pero el coordinador es el que les solicitaba a los jugadores que se quedaban la cantidad para la manutención del proyecto”.

Visor pidió 10 mil pesos a varios jugadores para casa y comida:Ramírez
El delantero de Pumas de la UNAM, Daniel Ramírez, aseveró este martes que el visor que le pidió 10 mil pesos por probarse en Indios de Ciudad Juárez hizo lo mismo con otros 10 u 11 jugadores que sí se quedaron en ese equipo. “Los 10 mil pesos eran para el sustento de las canchas, los viajes, la casa, la comida. Esa era la aclaración, yo nunca dije que me había pedido 10 mil pesos nada más a mí, o sea, pidió los 10 mil pesos a los 10 u 11 chavos que se quedaron”, declaró en rueda de prensa.Desde la cancha 2 de Ciudad Universitaria detalló que los hechos se suscitaron en 2006, cuando apenas contaba con 13 años de edad, y que al finalizar las pruebas el visor Ángel “Coca” González les pidió la aportación para pasar la visoría.

“En ese tiempo yo tenía 13 años, hubo convocatoria para hacer pruebas en Indios de Ciudad Juárez; fui y al término de los tres, cuatro filtros que hubo nos pidieron 10 mil pesos, los cuales mi familia no tenía para darlos, entonces decidí hacerme a un lado”.

“Era aclarar esa situación, no quería tener ningún tipo de problema. Ayer veo en todos lados que Ramírez contra Coca, me espanté porque no dije nada malo, nada más era aclarar eso y nada más”, sostuvo el delantero un tanto nervioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *